El Castillo Tu Centro Textil
Colores de moda     Ideas que inspiran     Nuevos productos     Tendencias     
01
ABR
2019

Terciopelo

Terciopelo

 
Sus orígenes son del lejano oriente,  las referencias más antiguas datan a principios del siglo XIV.

Se utilizaban en trajes de oficiales y colgantes lujosos en la época medieval. Una de las telas más lujosas eran los terciopelos italianos. Tenían distintos ornamentaciones, con técnicas como cambiar el color del hilo y producirlo en diferentes medidas. Por ejemplo el hilo entretejido con la lana.

Por otro lado, la tela de terciopelo artística, tuvo sus orígenes en Florencia, Venecia, Génova y en esta se hicieron obras de arte en cuanto a confección de telas de terciopelo.

Este arte es adoptado por los tejedores españoles tiempo después, y en el XVI, alcanzaron una reputación para terciopelos no muy inferior a las grandes ciudades italianas. En sus inicios el terciopelo era una tela costosa y era uno de los productos lujosos igual que la seda. La pana fue considerada el terciopelo para el hombre pobre según los sastres más afamados de la época.
 
Conservación de las prendas
Las etiquetas que traen las prendas son para tomarlas en cuenta, cómo lavarlas, cómo plancharlas, si llevan lavado con agua fría o caliente, si se las puede o no planchar, etcétera. Se pueden lavar las prendas de tela de terciopelo, únicamente si se trata de uno de fibras sintéticas, o de fibras de algodón, pero con los ciclos cortos de las lavadoras y sin centrifugado, puede que la tela pierda esa característica que lo hace ver tan suave al tacto, además siempre y cuando se utilicen jabones líquidos y no de los del tipo en polvo.
 
No se debe exponer el terciopelo al sol, y a temperaturas muy extremas de calor, perderían su brillo, no se puede exprimir para quitarles el exceso de agua durante los lavados, el tejido pierde textura. Si se quiere tener una tela de terciopelo, prolijamente planchada, se puede hacer, pero solamente de al revés. Otras de las cosas que se pueden hacer es que cuando nos duchemos y salga de la ducha el vapor característico del baño, se puede exponer a ese vapor el terciopelo, así se realzará la tela y su aspecto suave.




Fuente: ​www.ecured.cu


0-500-CASTILLO
 atencionalcliente@elcastillo.com.ve
  Diseño & Desarrollo: Serviweb C.A.